viernes, 21 de agosto de 2009

Catarsis

Estoy sujeto a perversas alternativas de entusiasmo y de melancolía.

Unas veces río, otras veces lloro.


Estoy sujeto a perversas alternativas de coherencia y locura

Unas veces tranquilo, otras veces movido.


Estoy atrapado en una galaxia de mundos creados.

No vivo en el planeta tierra

Vivo tal vez en la luna o en alguna estrella.


Condenado me encuentro solitario

A este encierro que me hace un ermitaño

Al frente el computador, y abajo el teclado

Donde escribo estas líneas sin ningún reparo

Ya que tengo clases y aún no me he bañado.


Desnudo mis pensamientos ilusorios

Prisioneros que están siendo expuestos

Ante un público fantasmal llenos de espectros

Que entran y no comentan mis escritos.

El dilema

EL hombre piensa en su miseria

Pero sólo de su pobreza material

Más no de su escasez espiritual

Ni de su poca capacidad intelectual


El hombre quiere estar a la altura de Dios

Estar en su reino sin ningún esfuerzo

E incluso, algunos quieren superarlo

Al decir que el hombre lo ha creado


La espesura del infierno arde entre nosotros

Después de muchos años recién entenderemos

Que el planeta no es dinero, y que tenemos que cuidarlo

Con mucho esmero sincero.


El sistema es un dilema, caído en la maleza de la impureza

Que nos dirige a la pobreza y ante la alteza de Satanás

el cual se ríe de nuestra poca agudeza

Para darnos cuenta, que nos acecha la maldad

y la poca prosperidad


La plenitud de nuestra alma se ve acosada

Por tantas tentaciones de este mundo terrenal

Se nos vienen más abatidas

Que con firmeza habrá que superar

Para poder ir a la gloria celestial.

viernes, 14 de agosto de 2009

Reflexiones en voz baja: La virtud de la amabilidad

Cuando estamos alegres siempre somos amables, no recuerdo ni una vez que estaba con una sonrisa de oreja a oreja, y no haya sido cortés con mi semejante, al menos que esa sonrisa, haya sido de malicia por algún acto cometido, y sólo ahí la amabilidad dejaría de existir para dar paso a una fechoría que me beneficie enteramente, ya sea por diversión o por alguna ganancia X. Cuando estoy alegre, suelo ser más gente, más humano, y hasta más sensible.

Me atrevo a decir que sólo somos amables en dos ocasiones: cuando nos sentimos bien y creemos que podemos hacer de todo, como saludar hasta a nuestro enemigo (si es que tienen) o a alguien que no te inspira confianza. La otra ocasión es cuando necesitamos recibir en igual o mayor medida lo poco o mucho que podemos dar.

La amabilidad te abre las puertas de la sociedad, porque si eres amable aún sin tener estudios ni profesión, puedes ocupar un sitio presidencial o estar en el congreso, varios casos hay de esta afirmación, no por nada el congreso es un circo donde los congresistas sólo gritan y no hablan, porque está lleno de claros ejemplares que no evolucionaron y se quedaron en algún eslabón

Estoy seguro que algunos no pueden dejar de ser amables porque no tendrían el cariño o algún beneficio de los demás, y que sólo son serviciales y cariñosos sólo por interés. “Primero doy, para luego recibir”, esa es la premisa si no me equivoco de todos, porque en alguna u otra medida, nade se escapa de ser egoístas, y por instinto y supervivencia, pensamos primero (al menos de manera inconciente) en nosotros y luego en los demás, y pensar eso no está mal cuando somos humanos errantes que actuamos por instinto y que todavía no conocemos la verdadera felicidad. ¿Cuál es la verdadera felicidad?, es no tener esperanza de provecho por cada acto que hagamos, y que sintamos realmente que no necesitamos devolución por lo que ofrecemos, para mí, cuando lleguemos a ese nivel de espíritu en un camino que implica mucho recorrido, realmente seremos felices y amables.

Tal vez sea difícil llegar a ese nivel, pero no es imposible, no hay muchos ejemplos en vida en los tiempos que vivimos donde el dinero y el poder no sean la prioridad, pero buscando en el pasado sí las hay, y en esa lista están: Jesús y sus apóstoles (menos Judas), Madre Teresa de Calcuta y Buda. ¿Otro personaje?, no conozco, tal vez sean héroes anónimos que nadie llegó a conocer.

¿Hay algún otro personaje?

miércoles, 12 de agosto de 2009

Los Prisioneros

Por su espíritu acusador a la sociedad, Los prisioneros fue la primera banda que me dio el gusto por el mejor de todos los géneros: El rock. Hablamos de cuando tenía 11 años, los escuché en la radio y sólo quería escuchar sus canciones.


Tanto eran sus acidas críticas, que el gobierno militar de Augusto Pinochet, los consideró "influencia nociva para la juventud", incluso, en 1987 la realización de unos de sus conciertos fue impedido por las autoridades, es decir, los censuraron.


En el 90, Claudio Narea dejó de pertenecer a la banda por conflictos con Jorge Gonzáles, para luego juntarse en el 2001, volviéndose a separar en el 2003, y de ahí para adelante, se incorporaron otros músicos que no lograron que los prisioneros volvieran al éxito de los 80, sumándole los problemas de adicción de Jorge Gonzáles en el 2000.


El único prisionero que sigue vigente, es Claudio Narea que en el 2006 se lanzó como solista con un disco llamado "el largo camino del éxito". teniendo cierto reconocimiento de la crítica y del público.


Esta es una canción que me cambió la vida jeje no es para tanto, pero está buena, una de las mejores canciones de los prisioneros, junto a los clásicos "porque no se van", "sexo", "para amar" "quieren dinero", "El baile de los que sobran", "tren al sur", "estrechez de corazón" y "la voz de los 80".


Nunca quedas mal con nadie

Dime... tu te crees que protestas

Dime... me aseguras que protestas

Dime... tu te crees un rebelde o algo así.

Oye... tu te quejas de la polución
Hablas... sobre la automatización
Dime... tu te crees un juglar moderno o algo así.

Defiendes a la humanidad
Lloras porque el mundo esta muy mal
Criticas a la sociedad
Dices tu que todo debería cambiar
En el escenario folkorizas tu voz,
Muera la ciudad y su contaminación
Con tus lindas melodías,
Y romántica simpatía,
Nunca quedas mal con nadie.

Oye... tu me dices que protestas
Pero... tu postura no molesta
Dime... si tu fin es algo atacar o ganar aplausos.

Tu te quejas de las bombas
Hablas que el planeta se va a acabar
Pero nunca das un nombre,
Tienes miedo a quedar con alguien mal
En las peñas facultades y en la televisión,
Junto a los altezas y conscientes snob
Te crees revolucionario y acusativo,
Pero nunca quedas mal con nadie.

Nunca quedas mal, quedas mal, con nadie
Nunca quedas mal, quedas mal, con nadie

Me aburrió tu postura intelectual
Eres una mala copia de un gringo hippie.
Tu guitarra oye imbécil barbón!
Se vendió al aplauso de los cursis conscientes.
Contradices toda tu protesta famosa
Con tus armonías rebuscadas y hermosas.
Eres un artista, y no un guerrillero,
Pretendes pelear...
Y solo eres un mierda buena onda.

Nunca quedas mal, quedas mal, con nadie
Nunca quedas mal, quedas mal, con nadie

Cómete tu miedo a la bomba de neutrones
Quédate tu poesía y con tus razones.
Córtala con la selva de cemento,
No aguanto tus artísticos lamentos.
Tu bolsito y tu poncho artesanal
Tu postura cursi me cae muy mal
Tu protesta me da igual
Porque nunca quedas mal con nadie

jueves, 6 de agosto de 2009

¿Votación?

Soy un chico que no se acopla a la sociedad y que le importa un pepino lo que piensen los demás. No soy egoísta ni orgulloso, sólo soy como soy y nadie me podrá cambiar. Es que en verdad, tengo un hastío a todo este concurso que me causa indigestión. Voy al baño donde vomito por las nauseas de este “posero” espectáculo, y me pregunto si son los premios Grammy de los blogs, o tal vez son los Oscar del internet. Más de un blogger soñará con ser un blogstar, ilusionado con tener el trofeo, el diploma, los aplausos y las fotos, que son tan mediáticas y comerciales, como un circo irrisorio creado por nosotros mismos, donde somos los alegres animales del show, encerrados en un círculo vicioso viviendo en una jaula llamada blog, claro ejemplo: Renato Cisneros y Marco Sifuentes, que están encasillados en ese trastorno electrónico al que no pueden escapar hasta hoy, y no les culpo, pero es algo que no me veo reflejado cuando pienso en el futuro. Bien por ellos.

Yo no me ilusiono porque sé que no voy a ganar ya que no tengo la más mínima voluntad de conseguir votos. Sé que nadie botará por este blog que tiene el descaro de estar en contra del concurso, es que no vendo falsas promesas Señores, no haré ni la más pizca de esfuerzo ante algo que me parece superfluo y trivial, y si gano en una distorsión hipotética e ilusa de la realidad, no sé qué diría en la ceremonia, tal vez diga gracias sólo por amabilidad, ya que no tendría la valentía de decir todo este escrito por una pusilánime cobardía, pero dentro de mí estaría despotricando con todo ese festín, con ganas de destruir el trofeo y el diploma, pero para evitar que me arresten por escándalo público y al día siguiente salir en los medios como desadaptado social, no asistiría a la premiación.

Yo no tengo nada contra los bloggers (yo mismo soy uno), al contrario, votaré por los que me une una amistad y unas cuantas cervezas también, pero todo esto lo digo, porque desde mi punto de vista tengo que decirlo, y si ofendo a alguien, mis disculpas del caso, no fue mi intención hacerlo, pero creo que todo esto están ridículo, así como tú calificación a este escrito.

Si ser sinceros es un pecado, entonces crucifíquenme por decir mi verdad (que no tiene que ser la tuya) Es lo que siento y pienso, y si no te gusta, ódiame con piedad y no leas más mi blog, así de simple, puesto que este espacio estará en desuso y obsoleto hasta el próximo aviso.

Volví a escribir algo que no pude retener, que por más que quise no hacerlo, más pudo las ganas de expresar lo que pienso, así gane tomatazos y rencores ajenos.

Soy un masoquista de primera, y me encanta serlo =)

No te diré que votes por mi blog (blog personal),vota por quién te de la regalana gana, es que mi candidatura está, pero no haré ninguna campaña para ganarla.