Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2009

Catarsis

Estoy sujeto a perversas alternativas de entusiasmo y de melancolía.Unas veces río, otras veces lloro.
Estoy sujeto a perversas alternativas de coherencia y locuraUnas veces tranquilo, otras veces movido.
Estoy atrapado en una galaxia de mundos creados.No vivo en el planeta tierraVivo tal vez en la luna o en alguna estrella.
Condenado me encuentro solitarioA este encierro que me hace un ermitañoAl frente el computador, y abajo el tecladoDonde escribo estas líneas sin ningún reparoYa que tengo clasesy aún no me he bañado.
Desnudo mis pensamientos ilusoriosPrisioneros que están siendo expuestosAnte un público fantasmal llenos de espectrosQue entran y no comentan mis escritos.

El dilema

EL hombre piensa en su miseriaPero sólo de su pobreza materialMás no de su escasez espiritualNi de su poca capacidad intelectual
El hombre quiere estar a la altura de DiosEstar en su reino sin ningún esfuerzoE incluso, algunos quieren superarloAl decir que el hombre lo ha creado
La espesura del infierno arde entre nosotrosDespués de muchos años recién entenderemosQue el planeta no es dinero, y que tenemos que cuidarloCon mucho esmero sincero.
El sistema es un dilema, caído en la maleza de la impurezaQue nos dirige a la pobreza y ante la alteza de Satanásel cual se ríe de nuestra poca agudezaPara darnos cuenta, que nos acecha la maldady la poca prosperidad
La plenitud de nuestra alma se ve acosadaPor tantas tentaciones de este mundo terrenalSe nos vienen más abatidasQue con firmeza habrá que superarPara poder ir a la gloria celestial.

Reflexiones en voz baja: La virtud de la amabilidad

Cuando estamos alegres siempre somos amables, no recuerdo ni una vez que estaba con una sonrisa de oreja a oreja, y no haya sido cortés con mi semejante, al menos que esa sonrisa, haya sido de malicia por algún acto cometido, y sólo ahí la amabilidad dejaría de existir para dar paso a una fechoría que me beneficie enteramente, ya sea por diversión o por alguna ganancia X. Cuando estoy alegre, suelo ser más gente, más humano, y hasta más sensible. Me atrevo a decir que sólo somos amables en dos ocasiones: cuando nos sentimos bien y creemos que podemos hacer de todo, como saludar hasta a nuestro enemigo (si es que tienen) o a alguien que no te inspira confianza. La otra ocasión es cuando necesitamos recibir en igual o mayor medida lo poco o mucho que podemos dar.La amabilidad te abre las puertas de la sociedad, porque si eres amable aún sin tener estudios ni profesión, puedes ocupar un sitio presidencial o estar en el congreso,varios casos hay de esta afirmación, no por nada el congreso…

Los Prisioneros

Por su espíritu acusador a la sociedad, Los prisioneros fue la primera banda que me dio el gusto por el mejor de todos los géneros: El rock. Hablamos de cuando tenía 11 años, los escuché en la radio y sólo quería escuchar sus canciones.
Tanto eran sus acidas críticas, que el gobierno militar de Augusto Pinochet, los consideró "influencia nociva para la juventud", incluso, en 1987 la realización de unos de sus conciertos fue impedido por las autoridades, es decir, los censuraron.
En el 90, Claudio Narea dejó de pertenecer a la banda por conflictos con Jorge Gonzáles, para luego juntarse en el 2001, volviéndose a separar en el 2003, y de ahí para adelante, se incorporaron otros músicos que no lograron que los prisioneros volvieran al éxito de los 80, sumándole los problemas de adicción de Jorge Gonzáles en el 2000.
El único prisionero que sigue vigente, es Claudio Narea que en el 2006 se lanzó como solista con un disco llamado "el largo camino del éxito". teniendo ciert…

¿Votación?

Soy un chico que no se acopla a la sociedad y que le importa un pepino lo que piensen los demás. No soy egoísta ni orgulloso, sólo soy como soy y nadie me podrá cambiar. Es que en verdad, tengo un hastío a todo este concurso que me causa indigestión. Voy al baño donde vomito por las nauseas de este “posero” espectáculo, y me pregunto si son los premios Grammy de los blogs, otal vez son los Oscar del internet. Más de un blogger soñará con ser un blogstar, ilusionado con tenerel trofeo, el diploma, los aplausos y las fotos, que son tan mediáticas y comerciales, como un circo irrisorio creado por nosotros mismos, donde somos los alegres animales del show, encerrados en un círculo vicioso viviendo en una jaula llamada blog, claro ejemplo: Renato Cisneros y Marco Sifuentes, que están encasillados en ese trastorno electrónico al que no pueden escapar hasta hoy, y no les culpo, pero es algo que no me veo reflejado cuando pienso en el futuro. Bien por ellos. Yo no me ilusiono porque sé que …