lunes, 16 de agosto de 2010

Primer Verdor


Aprecia mi vista tu sonrisa belleza

Que a la par es perfecta, que a la par es de Diosa

no te das cuenta cuando aprecio tu mirada

Sentirte al lado mío es tener un regocijo

No obstante, no puedo ocultarte mis pensamientos

Ya que tú sabes lo que pienso.



Vas descalza en la vereda casi desliñada

Pero tu hermosura no se pierde quedas casi intacta

No hieres a nadie lo tuyo es mil bondades

Que siempre das mucho pidiendo lo justo

No soportas las maldades, no dañas a nadie

Con tus Inocentes pensamientos

¿A quién puedes ofender ni con la mente?



Pensamientos puros, blancos y sinceros

Sólo tú puedes darte el lujo de llegar al cielo

Puedes incluso, vanagloriarte de ser un ángel

Pero tu modestia y tu humildad son unas de tus tantas cualidades.



Frágil es tu cuerpo y tiernos son tus pechos

Todavía no han desarrollado

para no tentar al diablo

Provoca llenarte de besos delicados

Apariencia angelical que causa dulzura sin igual.



La suavidad que yace en la sutileza y en la delicadeza

Representas tú y tu fortaleza

Cuerpo con finura pero alma de guerrera

En el albor del primor de tu nombre primavera

te escribo unos versos que hablan de tu verdor

y del magnífico renacer de tu belleza.