Silencio de amor

Háblame y yo me dedicaré a escucharte

Y veré en tus labios tu forma de quererme

Háblame y yo me dedicaré a mirarte

Tus hermosos ojos que me tienen inerme

Y vulnerable.


Cuando esté callado

Háblame

Y me dedicaré a atender

Cada palabra tuya que es como caricia

Al alma.


Canta

Si así lo deseas

Melodiosa voz impregnada de amor

Maravilla de canto

Así no seas cantante de escenario

Me encanta la canción de tus labios.


Oda de Olimpo

Encanto divino

Ángel honorífico

Que me curan de todo mal

Y de todo agobio.


Rompe el silencio

¿escuchas el sonido de mi corazón?

¡laté de pasión por ti y con ahínco!

y empuja con más fuerza el torrente sanguíneo

que me lleva hacían el anuncio loco de tus besos.


Despacio, vamos despacio

Lento, disfrutemos de lo lento

Tomemos nuestro tiempo

Y jurémonos amor eterno.

Mientras sentimos nuestros cuerpos

y disfrutamos de lo nuestro.


Mantengámonos callados

Y nuestro amor hablará por los dos

Tengamos prudencia

Y no caigamos en la indecencia

Ni tampoco en la rutina

De hablar o de callar demasiado


Mi cantante favorita

Mi conversadora hermosa y encantadora

Mi musa inspiradora

Mi callada apasionada

Eres todo para mí, mi vida

Y mi latido por mil

Es gracias a ti.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No hay amor sin dolor.

Cosas interesantes