Yo soy aquel

Yo soy aquel que alguna vez besaste
Y que hoy con  todas tus fuerzas desprecies
Al solo verme te alejas y escondes 
Das una mueca de rechazo y desapareces.

Alguna vez estuvimos al son de nuestro pulso
En campos de flores y globos rojos
Predicando nuestro amor al entorno
Sin conocer lágrimas negras de dolor.

Cómo es posible que un corazón
Que es de color rojo
Al final de una relación
Bote pus y fangosos líquidos de odio
Como es posible que después del amor
Puede haber muerte y destrucción.

Yo soy aquel que alguna vez amaste
en el mismo camino anduvimos felices errantes
Compañeros de la vida que el devenir juntó
Y que hoy tristemente alejó
En un limbo o en un infierno
Caímos desde el cielo
Así como cayó Satanás
Igual nos pasó a los dos.

Solo Dios sabe porque hace las cosas
Al principio el furor impera con toda su gloria
De la gloria a la pena solo es separada
Por un abismo de lágrimas lodosas
Para nadie es fácil cuando se termina de amar.

Ingrato momento cuando nos vemos
Me obliga a agachar la cabeza por temor
Como es posible que de no tenernos vergüenza
Por nada y por las cosas que hemos hecho en la cama
Ahora hasta la mirada es gacha y el alma se apaga
Se enfría, indolencia cruel y pura.


Comentarios

Entradas populares de este blog

No hay amor sin dolor.

Silencio de amor

Cosas interesantes